Buscar este blog

viernes, 1 de abril de 2016

"La fuente de oro" de Juan Pedro Cosano

Una sociedad tan opulenta como hermética. Un amor que desafió las convenciones. Un Downton Abbey a la española.

Jerez de la Frontera, años treinta: Juan Pedro Cosano, extraordinario conocedor de la ciudad, ofrece una novela con aliento épico y aires del melodrama más clásico. Sus protagonistas son el carismático Beltrán de la Riva, heredero de una de las sagas de bodegueros más importantes, y Lele Gavilán, una muchacha de extracción humilde y extraordinaria belleza. Los dos jóvenes son víctimas de un flechazo que les arrastra a una pasión prohibida, a un destino que, atendiendo a su época, parece tener sus capítulos ya escritos: Beltrán puede permitirse tener una amante a la vez que está prometido con una aristócrata de rancia alcurnia, mientras que Lele está condenada a una vida de mantenida de lujo.

Sin embargo, de forma insospechada el curso de los acontecimientos dará un giro inesperado, movido por el viento a la historia y sus dramáticas circunstancias pero, sobre todo, por causa del carácter indomable y gentil de Lele.


Un libro espectacular, escrito de forma genial, detallada, con mucha figura literaria y que te envuelve de tal forma que se apodera de todo tu ser.

El libro gira alrededor de la historia de Lele, una joven de clase obrera, enamorada de Beltrán, un hombre rico, poderoso, acostumbrado a hacer lo que le place aun a costa de los demás.

Pero con la "excusa" de explicarnos el devenir de esta apasionada relación, el autor nos da un paseo por el Jérez de la dictadura de Primo de Rivera, la Segunda República y la Guerra Civil, ofreciéndonos de paso una pequeña lección de historia y mostrando la realidad de la época: unos pocos privilegiados que viven la vida sin preocupaciones, y muchos obreros que son explotados, ninguneados y que sólo ven salida en la lucha sindical y revolucionaria.

Llama la atención, por sorprendente , que incluso en esos partidos revolucionarios, del proletariado (qué poco me gusta esta palabra), haya distinciones. En un momento se llega a exigir el despido de las mujeres porque ocupan puestos que pertenecen a los hombres.

El único pero que le encuentro al libro, es que al final parece que te deja con la miel en los labios, con ganas de saber más. A ver si el autor nos da una alegría y nos sigue contando la historia de Lele y Beltrán.

2 comentarios:

  1. A mí me encantó. Hizo que me emocionase muchísimo y me sumergió por completo en el argumento.

    ResponderEliminar
  2. A mi al Final me gusto pero me costo un poquito.

    ResponderEliminar