Buscar este blog

viernes, 13 de enero de 2017

"A través de mis pequeños ojos" de Emilio Ortiz

Una novela peculiar y novedosa. La obra está narrada en primera persona por un perro guía que narra las vivencias de su amo ciego. La novela hace una interesante crítica al ser humano y su estilo de vida desde la perspectiva desenfadada de un perro.


Un libro tierno, simpático, con un protagonista muy original. 

El libro nos explica la relación tan especial que hay entre una persona ciega y su perro guía, pero desde el punto de vista del perro. De esta forma, empezamos desde que le asignan a su nuevo dueño, las clases de guía para después adaptarse a su nueva vida. Con Cross, que así se llama el perruno (que no perro, palabra que considera denostada por el uso humano), vivimos la vida a través de los ojos de un animal supuestamente irracional. 

Además Cross nos ofrece unas cuantas lecciones de vida, que se pueden ver en algunas frases del libro:

- " La despedida como acto de amor". Una bonita forma de describir los sentimientos de las familias de acogida.
- "No sabría decir si aquello era tristeza o alegría o la sublimación y fusión de ambas cosas. O un tercer sentimiento no catalogado, un sentimiento sin nombre. La despedida como culminación de un proceso, como una meta alcanzada, una prueba de fuego que te hace mejor y más fuerte".

Y como no, una crítica al mundo humanoide. A la forma en la que nos hemos separado de la naturaleza, del mundo animal (al que intentamos no pertenecer, pero sí dominar). Como por nuestra ambición, intentamos convertirnos en los dueños de todo y todos, pero lo único que logramos es ser esclavos de nosotros mismos, seres aislados rodeados de seres aislados, que fingen no ver a los más necesitados (perrunos y humanoides).

No hay comentarios:

Publicar un comentario