Buscar este blog

sábado, 20 de mayo de 2017

"El baile de las luciérnagas" de Kristin Hannah

De la autora de El Ruiseñor, El baile de las luciérnagas es la emotiva novela que querrás que lea tu mejor amiga.

Dos amigas.

Un juramento.

Y toda una vida por delante.

En el caluroso verano de 1974, Kate Mularkey ha decido aceptar su papel de cero a la izquierda en la vida social de su instituto. Hasta que, para su sorpresa, «la chica más guay del mundo» se muda al otro lado de su calle y quiere ser su amiga. Tully Hart parece tenerlo todo: belleza, inteligencia y ambición. No pueden ser más distintas. Kate, destinada a pasar inadvertida, con una familia cariñosa pero que la avergüenza a cada momento, y Tully, envuelta en glamour y misterio aunque poseedora de un secreto que la está destrozando. Contra todo pronóstico, se hacen inseparables y sellan un pacto para ser mejores amigas para siempre.

Durante 30 años se ayudarán mutuamente para mantenerse a flote esquivando las tormentas que amenazan su relación: celos, enfados, dolor, resentimiento... Y creerán que han sobrevivido a todo hasta que una traición las separe... y someta su valor y su amistad a la prueba más dura.

El año 2016 fue el año que todo el mundo que conocía me recomendó "El ruiseñor" y fue de las pocas recomendaciones que no sólo acertaron, sino que casi se quedaron cortas. Me encantó el libro. 

Así que este año, tras leer "Jardines de invierno", también de la misma autora, no pude por menos que leer su último libro, "El baile de las luciérnagas",

Es la historia de una amistad, desde la pre-adolescencia hasta la la vida adulta. De como nace, crece, enferma y se recupera una amistad. Y es que la amistad es algo vivo, que hay que alimentar y cuidar.

En el libro esta amistad es la de Kate y Tully, tan dispares y contrapuestas que esa misma diferencia es lo que hace que se junten y que luego amenaza con separarlas. Kate es introvertida, generosa, tímida, con poca autoestima pero con una familia a prueba de bombas. Tully es extrovertida, absorbente, apasionada y con mucha confianza en sí misma, pero con un pasado familiar traumático. La necesidad las junta, y crecen juntas, Kate siempre "a la sombra" de Tully. Juntas van a la universidad, encuentran su primer empleo, salen con chicos.... Pero ya en su mundo adulto cada una toma un rumbo diferente; asumen roles distintos, que no contrapuestos. Y las mismas diferencias que ayudaron a cimentar su amistad ahora pueden separarlas.

En resumen, el libro me ha enamorado desde la primera página, he vivido esta amistad muy de cerca. Identifícandome con la Kate tímida, exasperándome con el "egocentrismo" de Tully y llorando a moco tendido en ciertas escenas del libro que son una gran lección de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario