Buscar este blog

sábado, 19 de agosto de 2017

"Aguacero" de Luis Roso

Año 1955. El inspector Ernesto Trevejo recibe el encargo de investigar cuatro crímenes en un pueblo de la sierra madrileña donde se está construyendo un pantano: dos guardias civiles han sido torturados hasta la muerte; el alcalde del municipio y su esposa, ejecutados a sangre fría. Un posible asesino en serie podría aterrorizar a la región mientras se desarrollan las obras. El asunto debe ser resuelto –y silenciado- cuanto antes.
Siguiendo los pasos de una investigación que destapará odios, secretos e intereses ocultos, el lector se traslada a una España en blanco y negro. De fondo, el rumor incesante de la lluvia que acompañará al protagonista en su viaje a un escenario rural, remoto, casi salvaje.
El extraordinario debut de Luis Roso en el género noir es al mismo tiempo un adictivo thriller literario y una mirada nueva sobre los años más duros del franquismo.


Novela negra ambientada en la década de los 50, en la que un policía de la capital es enviado de forma extraoficial a un pueblo perdido de la sierra para investigar los asesinatos de cuatro personas: dos guardias civiles, el alcalde del pueblo y su mujer.

Como buena novela negra, en el sentido clásico de la palabra, lo que "menos importa" en el libro es el caso en sí. Sólo es una ayuda para reflejar el ambiente social y político de estos años oscuros en España.

El autor logra con éxito hacernos sentir como era la vida en esa época, en la que las autoridades tenían carta blanca para decidir quien era culpable o inocente, los mandamases estaban protegidos por el status quo y el cura del pueblo debía meter baza en el asunto.

En resumen, el libro me ha parecido muy bueno, el autor describe perfectamente el ambiente de esa época y nos ofrece un final que aunque no sea popular si era lo más factible en aquella época.

lunes, 14 de agosto de 2017

"De Madrid al Zielo" de Alfonso Zamora Llorente

Octubre del 2010, Madrid. Nada ni nadie imaginaba que una ciudad cosmopolita, corazón financiero y político de España, fuera arrasada en tan poco tiempo por un virus tan letal que la práctica totalidad de la humanidad se viera reducida a la extinción. Los que antes caminaban normalmente por las calles de Madrid, ahora lo hacen transformados en monstruos resucitados en busca de sus presas, los vivos.

Alfonso y un grupo de amigos, encerrados en una urbanización en el barrio madrileño de Vallecas, tratan de sobrevivir como pueden a esta pandemia mortal, a pesar de no contar con recursos para alimentarse. Un encuentro fortuito con lo poco que queda del ejército llena de esperanza a los chicos, que se unen a ellos para entre todos, tratar de combatir y sobrevivir a esta plaga de resucitados.

Pero un giro imprevisto en los acontecimientos, una misteriosa chica y una realidad que no espera, hace presagiar que todo ha terminado para Alfonso y los suyos, que se verán atrapados en una situación más que límite. Entra y vive este Madrid post apocalíptico, ¿te atreves?


Primer libro de la hasta ahora trilogía escrita por Zamora Llorente, dedicada a los zombies con una vuelta de tuerca un tanto especial.

El libro está escrito desde el punto de vista de Alfonso, un joven madrileño harto de la rutina diaria, que consigue refugiarse junto con un grupo de amigos en una urbanización privada. Un grupo sin formacion militar ni en emergencias, pero que consigue sobrevivir a los primeros ataques de una epidemia de la que no les han informado con claridad.

 Al ser "rescatados" se encuentran con una realidad aterradora pero con esperanza de poder sobrevivir al horror. Pero allí Alfonso conoce a una extraña joven que le abre los ojos a otra realidad que le afecta personalmente.

El ritmo no es frenético, tiene un tempo sino pausado si más lento que otros libros que he leído de esta temática, lo que no le resta interés. La sorpresita final de la chiquita esta no me ha hecho mucha gracia, roza una temática (no voy a decir cual) que no es de mi gusto. Y ella me parece un tanto psicópata. No me ha quitado, por ahora, el interés en la historia, aunque sí le hace perder algunos puntos.

Y por último, me ha chocado mucho y no me ha hecho mucha gracia, que en general son los chicos los que se enfrentan a los peligros, los que toman las decisiones, los valientes. Las chicas, en su mayoría, se "limitan" a gritar y llorar, como meras comparsas. Las únicas excepciones: una de las amigas, que siempre quería ir en las misiones pero sin protagonismo alguno, y la misteriosa chica del final que ni siquiera cuenta en este sentido, a mi parecer.




sábado, 5 de agosto de 2017

"Dile a Marie que la quiero" de Jacinto Rey

En 1944, en la Francia ocupada por la Alemania nazi, una marea de personas intenta alcanzar desesperadamente la zona liberada por los aliados. Entre la multitud camina Marie, una niña judía de cinco años perseguida por la Gestapo.

Novela de acción, espionaje y aventuras, Dile a Marie que la quiero es una historia cruda y conmovedora, mágica y descarnada, que permitirá al lector interrogarse sobre la bondad y la maldad presentes en la condición humana.


El libro narra la búsqueda de una niña en la Francia ocupada por los nazis, pero esa es sólo parte de la historia.

Por un lado, tenemos a un joven matrimonio formado por un judío y una aristócrata alemana en el Berlín de finales de los años 30.

Por otro lado, a un joven agricultor francés protagonista de una historia digna de una obra de William Shakespearej: los Capuleto y los Montesco en la Provenza.

¿Qué tienen en común estos mundos tan dispares? Os animo a descubrirlo.

Jacinto Rey nos introduce en un mundo de amor y odio, miedo y valor, de lucha por sobrevivir y ambición. Con los sentimientos a flor de piel, viajamos en el tiempo para vivir la ocupación nazi desde los ojos de una niña inocente, los de un maquis amargado, un miliciano codicioso o los de una mujer asustada pero decidida. Y es que todos y ninguno son los protagonistas de este maravilloso libro.

"La mujer que vivió un año en la cama" de Sue Townsend

El día en que sus hijos, unos mellizos superdotados, se marchan a la universidad, Eva cruza la puerta de su casa y se mete en la cama en pleno día. No está enferma. No está cansada.
Y, desde luego, no tiene una aventura. Simplemente, ha llegado el momento de decir basta.



El libro no es sólo que Eva, la protagonista, decida meterse en la cama. Esto sólo es un síntoma de lo que realmente sucede en esa familia más que desestructurada. Y es que ninguno de los personajes se salva. Tenemos de todo y con todos. No puedo dar detalles porque os destriparía la verdadera razón de la decisión de Eva.

Libro surrealista donde los haya, no me ha gustado especialmente, pero tampoco me deja indiferente. Sólo al final del libro acabas comprendiendo en parte lo que la autora pretendía, pero con un estilo tan peculiar que no lo acabo de aceptar. Es un estilo, parecido al de "Maldito karma", que no me gusta.




"Lady Susan" y "Los Watson" de Jane Austen

Dos libros en uno:

"Lady Susan"

Una novela corta epistolar de Jane Austen. Posiblemente escrita en 1794, fue publicada en 1871 en forma póstuma.

La obra, más corta y menos conocida que sus novelas clásicas, pone como nunca en escena dos temas recurrentes en Austen: el matrimonio por conveniencia y los vínculos de una familia de la burguesía rural.












"Los Watson"

Emma Watson asiste a su primer baile. Su belleza e ingenuidad harán que todas las miradas se centren en ella. ¿Es eso la felicidad para una joven en la Inglaterra previctoriana...? Con este pretexto, Jane Austen nos habla de nuevo de la condición de la mujer de su época, de su limitado papel en la sociedad y de su falta de recursos propios.

Novela inacabada, solo consta de cinco capítulos y una sospecha de final













He leído la edición que junta estas dos obras de Jane Austen, una de ellas inacabada.

En "Lady Susan", Austen nos narra en un estilo epistolar, a través de cartas que se escriben entre sí los distintos personajes, lo que los matrimonios de conveniencia pueden crear en una sociedad tan cerrada y clasista como la de la época de la autora. A pesar de lo que pueda parecer, este estilo le da casi más interés a la historia que si fuera una narración al estilo clásico.

Con "Los Watson", podemos ver el esbozo de la que pudo ser otra gran novela de esta autora tan admirada por todos. Y es que lamentablemente falleció antes de poder terminarla y corregir un poco el estilo. Sólo nos quedan unos pocos capítulos y lo que un sobrino de la autora dice que pudo ser la intención del final del libro.

"El embarazo de mi hermana" de Yoko Ogawa

Creadora de un universo obsesivo y poseedora de una escritura de exigencia, economía y agudeza notables, Yoko Ogawa, autora de culto en Japón, Francia y Alemania, gracias a esta obra, que vendió más de 300.000 ejemplares y que fue galardonada con el prestigioso Premio Akutagawa en 1991, logró situarse en el lugar más destacado dentro de las letras niponas.

En El embarazo de mi hermana la narradora nos describe, con insólito talento y bajo forma de diario, el embarazo de su hermana mayor; y lo hace de una manera aparentemente fría y analítica aunque no exenta de ironía. Así, pasada la fase de las nauseas, la embarazada recupera su voraz apetito y se pone a engullir compulsivamente una mermelada de pomelo que le prepara su hermana, episodio clave que llevará el relato a un inesperado desenlace.


Un libro corto, apenas un relato, con una trama un tanto surrealista, pero muy desasosegante.

La autora narra el peculiar embarazo de una joven madre desde la perspectiva de la hermana que vive con ella y su marido. Una familia un tanto peculiar, desestructurada, donde cada uno vive en su mundo, en la que a pesar de vivir juntos, la protagonista es la soledad.

Tras terminarlo no puedo decidirme si me gusta o no, pero lo que sí reconozco es que la autora ha conseguido contagiarme el espíritu del libro: un sentimiento de desasosiego que te acompaña hasta ese final que te deja con el alma en un puño. Y seguramente esa era la intención de la autora. Por lo que chapeau por ella.

"La escuela de ingredientes esenciales" de Erica Bauermeister

Las vidas y los ingredientes se mezclan y se cocinan en esta escuela.

Una vez al mes, los lunes por la noche, ocho alumnos se reúnen en el restaurante de Lillian para asistir a clase de cocina. Entre ellos se encuentra Claire, una joven que trata de asimilar su nueva identidad como madre; Tom, un abogado cuya vida ha sufrido un grave revés debido a una pérdida; Antonia, una diseñadora de cocinas italiana que se está adaptando a la vida en Estados Unidos; y Carl y Helen, una pareja que lleva mucho tiempo casada y cuya unión contiene sorpresas de las que el resto de la clase jamás sospecharía.

Los estudiantes acuden para aprender el arte que se esconde tras los platos de Lillian, pero pronto resulta evidente que cada uno, inconscientemente, busca una receta para algo más allá de la cocina. Uno tras otro se transforman en los aromas, sabores y texturas de lo que crean. Con el paso del tiempo, los caminos de los alumnos se mezclan y se entrecruzan, y la esencia de la comida de Lillian se expande más allá del restaurante y se cuela en los rincones secretos de sus vidas, con resultados a menudo inesperados, y siempre deliciosos.


Un libro que destila magia y aromas, una maravilla de los sentidos.

La autora nos relata de forma mágica cómo la cocina ayuda a diferentes personajes que se reúnen en un curso de cocina amateur: una adolescente insegura, una joven madre, un matrimonio mayor con secretos, una inmigrante, un hombre desconsolado,... Todos encuentran su equilibrio a través de la comida.

En este libro lo importante no son las personas, sino la comida, la cocina, entendida como un arte. Las descripciones son tan gráficas, que puedes no sólo ver, sino oler y hasta saborear los ingredientes, sentir las texturas y disfrutar de una buena comida.