Buscar este blog

lunes, 27 de marzo de 2017

"La brigada de Anne Capestan" de Sophie Hènaff

Anne Capestan es una policía joven y apasionada. Ha sido una estrella, pero se encuentra alejada de su cargo tras haber disparado a un hombre durante una investigación cuyos detalles no han quedado claros. Cuando acude nuevamente a la sede de la Policía Judicial parisina para la decisión final sobre su carrera, su jefe le comunica que la ha puesto al frente de una brigada especial. Pronto sabrá quiénes componen esta brigada sin nombre, sin coche y sin armas: un borracho, una escritora escandalosa -y su perro-, un informático despistado y un gafe... Dos casos aparentemente anodinos y nunca resueltos les esperan: una mujer estrangulada en su sofá y un jubilado al que han disparado en el río.

Premio Polar en Séries y Premio Arsène Lupin de Literatura Policiaca.


Primer libro de la serie protagonizada por Anne Capestan, describe la formación y primer caso de una brigada de la policía judicial parisina formada por los apestados de todas las comisarías y departamentos de la ciudad, con la irascible e impredicible Capestan al frente. Apestados de toda clase, desde gafes a ludópatas, desde perfeccionistas de asuntos internos a chivatos de la prensa. Una especie de "Doce del patíbulo" en ambiente policial, que llevan casos fríos, abandonados, esos casos que se pierden en los archivos, en una suerte de "caso abierto" literario.

De lectura sencilla, ágil, con toques de humor e ironía, la autora te va mostrando distintas escenas protagonizadas por los policías y por terceros, sin centrarse en Capestan y dejando entrever los problemas personales de los agentes y los entresijos del caso que están investigando, desde un punto personal ajeno a la investigación.

Este año sale el segundo libro de la serie. Me lo apunto.
-

sábado, 25 de marzo de 2017

"El exterminio" de Jim Thompson

Luane Devore está a punto de ser asesinada. Es su tema preferido de conversación. Y nadie sabe quién va a ser el asesino. Podría ser el joven marido al que tiene sometido de una forma inquietante. O el médico insigne con un vergonzoso secreto en su pasado. O cualquiera de la media docena de personas cuya reputación se ha visto mancillada por las maliciosas habladurías de Luana. Es pura cuestión de tiempo.

En El exterminio, el autor de culto de la literatura negra norteamericana reconfigura la novela de intriga de un modo ingenioso a más no poder. Aquí no se trata de saber quién ha sido el asesino, sino de quién va a serlo. Al capturar las ambiciones, celos y odios subterráneos que se dan en un pueblo costero en decadencia, al orquestar las voces de una víctima perfecta y de un coro de personajes que pronto van a ser todos sospechosos, Jim Thompson ha escrito una novela humorística, conmovedora y aterradora a la vez... Y que muestra de forma tan chocante como convincente que cualquiera de nosotros podría ser capaz de cometer un asesinato. 



Una novela negra escrita del revés. Aquí es la propia víctima la que llama a su abogado porque cree que alguien quiere matarla. Y a partir de ahí el autor se dedica a describir a los personajes, un capítulo por personaje, esbozando los posibles motivos para cometer el asesinato. Y eso es todo. 

Aunque me llamó la atención el investigar un futuro asesinato, para mí se quedó en eso. En una curiosidad. El resto, un libro dedicado a describir personajes tristes, psicóticos, lo mejorcito de un pueblecito casi endogámico, en el que la mayor ocupación de todos es criticar y fisgar al vecino.

lunes, 20 de marzo de 2017

"Demasiado ruido" de José Javier Abasolo

El asesinato de un mendigo en el centro de Bilbao, alguien invisible a los ojos de la sociedad, no parece inquietar a nadie, salvo a Mikel Goikoetxea, más conocido como “Goiko”, un antiguo ertzaina que, pese a haber abandonado tanto su vieja profesión de policía como sus actividades posteriores de detective, se ve abocado a investigar qué hay detrás de esa muerte que, de un modo inesperado, amenaza la tranquila existencia que se ha forjado en los últimos tiempos e incluso su propia vida.
Pero Goiko no es el único interesado en conocer lo ocurrido. Su viejo compañero Eneko Goirizelaia, alto cargo de la Ertzaintza, la policía autonómica vasca, anda también tras la pista de los asesinos y no deja de presionarle, ya que sospecha que su excolega sabe más de lo que cuenta.
Y por si eso no fuera suficiente, unos extraños homicidios cometidos en Londres, que traen en jaque a las autoridades de Scotland Yard, así como las vicisitudes de un inmigrante africano que antes de viajar a Europa fue, también, policía en su país natal, acabarán complicando aún más la situación, llevando a Goiko a un límite en el que su propia estabilidad personal será puesta a prueba


Una novela negra como hacía tiempo que no leía. De las de toda la vida, con un protagonista oscuro, quemado por la vida.

Y es que Goiko es el personaje por excelencia de una novela negra. Antiguo ertzaina, reconvertido en detective privado, los golpes que le ha dado la vida le han convertido en una persona oscura, con muy mala leche y que no cae bien a prácticamente nadie. 

En este libro, cuarto de la serie protagonizada por Goiko, el detective se ve involucrado casi sin comerlo ni beberlo en el asesinato de un mendigo, que oculta una oscura trama difícil de desentrañar.

La historia está contada como a trompicones, pero no en el sentido peyorativo de la palabra. Cada capítulo tomo como referencia temporal la muerte del mendigo, saltando de un capítulo a otro al futuro o al pasado, con escenas y personajes que en principio no parecen tener orden ni concierto. Esto "obliga" al lector a concentrarse mucho en la historia, llevándole de un lugar a otro hasta que al final todas las tramas se juntan en una sola.

Una gran novela negra. un protagonista que se lleva la palma y un autor al que no hay que perder la pista.


domingo, 19 de marzo de 2017

Mis nuevos marcapáginas

Eva del blog "La historia en mis libros" ha celebrado el 8º aniversario de su blog y para celebrarlo realizó distintos sorteos, de los que yo he resultado agraciada con un par de preciosos marcapáginas.


Un marcapáginas retro, en forma de cassette de audio, magnético para que se quede en su sitio. El otro un marcapáginas clásico, dorado de motivos florales.

Están colocados en una de las páginas interiores de mi última adquisición "libril": "Rito de paso" de Olalla García, que encontré el otro día a un precio increíble en el departamento de librería de cierto centro comercial donde ya es primavera.


sábado, 18 de marzo de 2017

"Jardín de invierno" de Kristin Hannah

Una gran historia de amor ambientada en la Segunda Guerra Mundial de Kristin Hannah, la autora de El Ruiseñor.

Una ciudad sitiada. Una madre. Dos hijas. Y un secreto que cambiará sus vidas para siempre.

URSS, 1941. Leningrado es una ciudad sitiada, aislada de toda posibilidad de ayuda por la guerra y la nieve que entierra los edificios con su blancura. Pero en Leningrado también hay mujeres sumidas en la desesperación, capaces de cualquier cosa para salvar a sus hijos y a sí mismas de un final trágico.

Estados Unidos, 2000. La pérdida y los años han causado estragos en Anya Whitson. Finalmente ha conseguido contactar con sus hijas, Nina y Meredith. Y con una voz vacilante e insegura, empieza a entretejer la historia de una bella y joven rusa que vivió en Leningrado hace mucho tiempo...

En una cruzada en busca de la verdad oculta tras la historia, las dos hermanas se enfrentarán a un secreto que hará tambalear los cimientos de su familia y cambiará para siempre la imagen de quiénes creían ser.


Es de la autora de "El ruiseñor", un libro que leí el año pasado y que me encantó, al igual que a otros muchos lectores, ya que fue uno de los libros más recomendados del 2016.

Si "El ruiseñor" trataba de dos hermanas y de cómo hacían frente a la ocupación nazi de Francia, en este libro Kristin Hannah nos describe cómo se reconstruye pasito a pasito la relación entre dos hermanas y su madre, al mismo tiempo que nos deja entrever el horror de la época stalinista y de la II Guerra Mundial desde el punto de vista de una ciudad soviética.

Es un libro de lectura comedida, muy emotivo, que nos muestra cuan frágiles son las relaciones y qué sencillo es perder lo que se quiere por estar centrado en lo que se debe.

lunes, 13 de marzo de 2017

"No nos dejan ser niños" de Pere Cervantes

Ciudadela, Menorca. Cuando María Médem se reincorpora a su puesto de agente de la comisaría local tras una baja maternal, aparecen en la isla dos sexagenarias asesinadas. En el domicilio donde se descubren los cuerpos se dan tres coincidencias: un fuerte olor a algo parecido a la hierbabuena, una misma canción de Raphael reproduciéndose una y otra vez en el ordenador y un orden estricto en todas las estancias. El pasado de la protagonista como integrante del grupo de Homicidios de Barcelona es razón suficiente para que le encarguen una investigación que se presenta compleja.

Compatibilizar sus obligaciones de madre con su trabajo, a pesar de las ausencias intermitentes de su marido por exigencias laborales, incluso la turbadora presencia del enigmático Roberto Rial, responsable de la unidad de Homicidios de la central en Madrid, no son ni de lejos la principal preocupación de María. Su verdadero problema tiene nombre y apellido: Amparo García, su suegra.

Dormir varios días al mes con medio lecho vacío, trabajar en una comisaría repleta de tipos insensibles y tener un bebé del que ocuparse, pueden convertir la vida en un infierno. Pero tener que vérselas con una suegra insoportable que incluso podría ser una asesina de ancianas, es algo definitivamente peor.

¿Qué es más difícil: investigar una serie de asesinatos, trabajar y al mismo tiempo cuidar a un hijo de pocos meses tú sola o convivir con una suegra que te odia? María no tiene qué elegir, lo tiene todo. Con su marido fuera durante semanas por culpa del trabajo, un psicópata suelto por la isla de Menorca y su insoportable suegra que se presenta de improviso justo cuando empiezan los asesinatos, la agente de la policía local, María Médem, tiene todas las cartas para sentir que su vida se vuelve del revés, y si a ello se añade la llegada de un antiguo compañero/amante, todo se complica aún más.

La historia está narrada principalmente desde el punto de vista de María, en primera personal, aunque también incluye algunos pasajes describiendo los pensamientos del psicópata o escenas protagonizadas por el marido ausente. Gracias a esta forma de narrarlo, vivimos el torbellino emocional por el que pasa la policía, nos identificamos con sus sentimientos y nos dan ganas de coger a la suegra y echarla de casa sin contemplaciones. Aunque también deja caer alguna miguita por ahí que nos hace plantearnos muchas cosas.

Es un libro ágil, de lectura sencilla, entretenido, con protagonistas algo psicóticos: María, desquiciada por el stress; Roberto, el inspector que dirige la investigación, que si no tiene el síndrome de Asperger, se le acerca; y la suegra, Amparo, que se apodera de la casa y del libro. 


domingo, 12 de marzo de 2017

"El jeque y la ladrona" de Maya Blake

Allegra di Sione, directora de una fundación benéfica, no podía fallar en su misión. Tenía que recuperar la adorada caja de su abuelo, que estaba en manos del jeque Rahim Al-Hadi, y por eso se encontró atrapada en el suntuoso dormitorio de Rahim cuando intentaba robarla.

La única posibilidad de escapar era seducir al impresionante jeque, pero a la mañana siguiente, cuando se escabulló, no sabía que llevaba algo infinitamente más preciado... y que, cuando Rahim lo averigüe, no le quedará más remedio que convertir a la seductora ladrona en su reina.


Una novelita romántica para pasar un ratito sin más, ocupar media hora en un lectura sin complicación ninguna.

sábado, 4 de marzo de 2017

"Memorias de Bastian" de Hugo Egido

Dachau, 1995. Dentro de los actos de conmemoración de los cincuenta años de la liberación del campo de concentración de Dachau, un obrero que estaba trabajando en el saneamiento de un calabozo encuentra una antigua caja de latón. Tres días después, algunos medios escritos ya se hacían eco del descubrimiento: los diarios de Bastian Höss de 1936 y 1937 preservan el recuerdo de aquel tiempo no tan lejano.

Berlín, 1936. Bastian Höss, joven y prometedor profesor universitario e investigador del departamento de sociología, se ve arrastrado a colaborar en un primer programa gubernamental dirigido por Reinhard Heydrich, director de la poderosa Gestapo. Su objetivo: diseñar los cimientos de lo que hoy conocemos como el Holocausto, la solución final al problema judío. En sus diarios nos describe la lucha en la universidad alemana entre la ideología nazi y los profesores que todavía intentaban impartir conocimiento y ciencia, su lucha personal por preservar a sus seres queridos, la crisis económica y las consecuencias de la Primera Guerra Mundial. La cruda realidad de la Alemania de Hitler.


En este libro el autor nos muestra la hipotética forma en que se diseñó la "solución final" de los nazis contra el problema judío. Seguramente no esté muy lejos de la realidad.

La historia habla de Bastian Höss, un joven profesor universitario en el departamento de sociología, que es reclutado por Heidrich para realizar un estudio sociológico de grupos étnicos o políticos, como judíos, comunistas, etc, para diseñar una forma organizada de librar a Alemania de esa "lacra".

Pero más que una novela es un estudio sociológico de la sociedad germana de los años 30, bajo el dominio nazi. Un estudio que muestra no sólo las dificultades de los profesionales no afectos al régimen, sino un estudio sociológico en toda regla de cómo lograr que un gran número de personas sean despojadas de sus derechos, tratados como ganado y finalmente exterminados sin que se rebelen. Y ahí entra en juego la experiencia del autor, que ha estudiado sociología y ahora está estudiando antropología.

El libro resulta intenso, árido en el sentido de que si no estás familiarizado/interesado con los estudios sociológicos te resulta difícil leer determinados fragmentos, pero aún así es un buen estudio de cómo pudo diseñarse el genocidio judío.


miércoles, 1 de marzo de 2017

"Crímenes exquisitos" de Vicente Garrido y Nieves Abarca

El cuerpo de Lidia Naveria, una joven de la alta sociedad coruñesa, aparece flotando en el estanque de Eiris recreando la famosa Ofelia de Millais. ¿Qué relación tiene este crimen con el macabro asesinato acontecido meses antes en la Abadía de Whitby? La inspectora Valentina Negro, con ayuda del famoso criminólogo Javier Sanjuán, liderará una investigación que la llevará a colaborar con Scotland Yard, en una oscura trama a caballo entre A Coruña y Londres. Lo que nadie puede llegar a sospechar es que en la vertiginosa cuenta atrás para atrapar al asesino, deberán enfrentarse a las obsesiones más inconfesables de la sociedad actual.

Primer libro de la saga protagonizada por la inspectora Valentina Negro y el criminólogo Javier Sanjuán, te mantiene en tensión hasta literalmente la última página. Ya leí por algún blog que alguien se quedó sin uñas al leerlo, y no me extraña.

El libro empieza con el asesinato de una joven coruñesa recreando un cuadro famoso, la Ofelia de Millais, y cuando digo recreando, quiero decir copiándolo hasta en el mínimo detalle. La joven Lidia ha sido salvajemente torturada y asesinada por un asesino desconocido que no ha dejado ningún rastro tras de sí. El caso recae en manos de la inspectora Valentina Negro, una casi recién llegada a la comisaría, pero con un bagaje emocional importante por causas familiares y por un antiguo caso. Para su investigación solicita la colaboración de un conocido criminalista, Javier Sanjuán, que se ve implicado de formas inesperadas en el caso.

Durante la investigación, realizada a cabo en La Coruña pero con un breve pero intenso viaje a Londres, se entrecruzan diferentes tramas que en principio no tienen nada que ver con el asesinato: corrupción a los más altos niveles, trata de blancas, prostitución de menores. Pero que llegan a un nexo común que resulta en un clímax de locura y violencia, de dolor y odio.

Los autores mantienen la tensión en todo momento, ofreciéndote tantos escenarios que no sabes casi para donde "mirar" y cuando ya parece que lo comprendes, se sacan otro as de la manga y te rompen todos los esquemas. Os recomiendo este libro a todos a los que os guste un buen thriller, que os haga romperos la cabeza y desear seguir leyendo a pesar del trabajo, el sueño o cualquier otra indeseada interrupción.